HEADERTOP TELEFONO PAISES IP Y REDES

BUSINESS SCHOOL - 00 34 912 797 949

Imagen de perfil

Liderazgo: Ley del otorgamiento de poderes

123 27

Liderazgo

Para comenzar a hablar de esta ley de liderazgo mencionaremos quién fue Henry Ford. Henry Ford fue un revolucionario e innovador en la industria automovilística y gran personaje en la historia empresarial de Estados Unidos. Ford revolucionó la vida norteamericana en el siglo XX, llegando a producir en 1914 el 50% de los automóviles del país.

Lo contrario a la ley de liderazgo del otorgamiento de poderes

Henry Ford no se adhirió a la ley de liderazgo del otorgamiento de poderes. Diseñó el vehículo Modelo T y se resistió a realizarle cualquier modificación, cambio o mejora. Se resistió por casi 20 años, por tanto la Ford Motor Company solo ofrecía un tipo de diseño, el que Henry había diseñado personalmente.

Hasta 1927, a regañadientes, no accedió a ofrecer un nuevo modelo a sus clientes. Esta compañía produjo el Modelo A, aunque era un modelo muy retrasado en innovaciones técnicas respecto a la competencia. A pesar de los buenos inicios que tuvo la compañía se fue encogiendo, tanto que para 1931 había bajado a un 28%.

Henry Ford era todo lo contrario a un líder que sabe otorgar poderes, minaba a sus líderes y se dirigía al resto con aires de superioridad. Ford se volvió muy excéntrico, llegó a crear un departamento de sociología para investigar y dirigir la vida privada de sus empleados.

De lo contrario, su hijo Edsel Ford, que había trabajado en la empresa desde niño, trabajaba duro para mantener la compañía en funcionamiento mientras su padre cada vez se volvía más excéntrico.

Henry concedió a su hijo la presidencia de la empresa y afirmó que bajo el liderazgo de Edsel la compañía tenía un futuro muy prometedor. Sin embargo, Henry lo minaba apoyando a otros líderes y como consecuencia perdió a muchos ejecutivos. Los que se quedaron lo hicieron porque pensaban que con la muerte de Henry, Edsel tomaría el mando y arreglaría las cosas. Esto no fue así, Edsel murió a los cuarenta y nueve años.

El hijo mayor de Edsel, Henry Ford (II), de 26 años, dejó la marina para hacerse cargo de la compañía. Al principio obtuvo oposición pero pronto consiguió el apoyo de una serie de personas clave, el respaldo de la junta directiva y convenció a su abuelo.

El momento en que el joven Henry Ford asumió la dirección de la compañía ésta estaba perdiendo un millón de dólares al día, no había registrado ganancias desde hacía 15 años. De inmediato comenzó a buscar líderes. Hubo una gran afluencia de líderes, contrató como vicepresidente ejecutivo de la Ford a Ernie Breech, ejecutivo experimentado de la General Motor y ex presidente de Bendix Aviation. Con el tiempo se esperaba que esta persona ocupara el mando y transformara completamente la compañía y así fue.

En 1949 la compañía ya estaba marchando sobre ruedas, vendía más de un millón de Fords, Mercurys y Linconls.

Pero no todo fue tan maravilloso.

Si Henry Ford II hubiese respetado y cumplido la ley de liderazgo del otorgamiento de poderes, la Ford Motor Company hubiera crecido notablemente, hubiera sobrepasado a la competencia y hubiera vuelto a ser el número uno. Sin embargo, solo los líderes seguros pueden otorgar poder a otras personas y Henry se sentía amenazado.

Henry comenzó a oponer a los altos ejecutivos unos contra otros, lo que llegó a ser un patrón de liderazgo de Henry Ford II.

 [Tweet “Un líder que otorga poderes obtiene más beneficios”]

Beneficios de otorgar poderes de liderazgo

La filosofía de liderazgo de Henry Ford II era “No permitas que un hombre que trabaja para ti se sienta muy a gusto. No dejes que se acomode ni que establezca sus costumbres. Siempre haz lo que él espera. Mantén a tu gente ansiosa y fuera de equilibrio”.

Está claro que ninguno de los Henry Ford siguió la ley de liderazgo del otorgamiento de poderes. En lugar de encontrar líderes, formarlos, darle recursos, autoridad y responsabilidad, y que así pudieran cumplir su trabajo, los minaba y motivaba alternadamente debido a su propia inseguridad.

Para conseguir el éxito como líder es necesario saber otorgar poderes. Teodoro Roosevelt decía: “el mejor ejecutivo es aquel que tiene suficiente intuición para seleccionar buenos hombres que lleven a cabo lo que él desea que se haga, y que sabe refrenarse y evitar entrometerse mientras estos cumplen su deber”.

Liderazgo: Barreras al otorgamiento de poderes

Ciertos analistas de liderazgo dicen que el modelo de liderazgo que otorga poderes abandona su posición de poder y da a todas las personas funciones de líder para que puedan emplear su capacidad al máximo. Solo las personas que han sido concedidas de poder pueden explotar su potencial.

Cuando un líder actúa de forma contraria, contribuye a levantar barreras que nadie puede atravesar. Si esas barreras no desaparecen, las personas se rinden y se van a otro lugar para poder explotar al máximo su potencial.

Entonces, ¿por qué algunos líderes violan la ley del otorgamiento de poderes? La violan por:

  • Deseo de seguridad en el trabajo.
  • Resistencia al cambio.
  • Falta de autoestima.

Hemos presentados las ventajas e inconvenientes de seguir la ley de liderazgo del otorgamiento de poderes, ¿en qué posición se encuentra usted?

Para seguir conociendo más información sobre el liderazgo siga atento a nuestro blog.

27 mayo, 2015

ESCUELA EUROPEA DE EXCELENCIA ©2017 Todos los derechos reservados.

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies

Entrar

Register

Create an Account
Create an Account Back to login/register
X